En la actualidad, las redes sociales forman parte de nuestro día a día y son nuestra fuente principal de información y consumo de contenido.

Según las estadísticas aportadas por WeAreSocial en 2019, a nivel mundial hay 3.800 millones de usuarios que utilizan las redes sociales a diario. Por lo que, si tu clínica no está visible en redes, es como si no existiera.

Aunque no todas las redes sociales sirven para poder darle visibilidad a nuestra clínica, hay que saber muy bien donde se encuentra nuestro público objetivo principalmente y enfocar la estrategia, solamente, en aquellas redes en las que más presentes estén. 

Es mejor tener activas 2 redes sociales a las que se les nutra de contenido de forma diaria y a través de las cuales podamos interactuar con nuestro público objetivo que estar presentes en todas las redes sociales habidas y por haber y que las tengamos, prácticamente, abandonadas.

Sin lugar a duda, las redes sociales se han convertido en la actualidad en una herramienta de marketing muy poderosa a través de las cuales no solo le das visibilidad a tu clínica, sino que también puedes cerrar citas e interactuar con tus pacientes de forma más directa.

Por todo esto, es de vital importancia que las redes sociales de nuestra clínica estén bien cuidadas, mimadas, actualizadas y que, sobre todo, no cometan los 5 errores más comunes que os presentamos a continuación:

Tener el perfil de nuestra clínica inactivo y abandonado

De nada nos sirve tener presencia en una red social si no trabajamos nuestro contenido de marca.

Tener un perfil estático al que no le dedicamos una estrategia de marketing adecuada y, sobre todo, tiempo, no nos sirve de nada de cara a la galería.

Si no optimizamos a diario nuestras redes, interactuamos con nuestros seguidores y las nutrimos de contenido de valor a diario, es como si no las tuviésemos ya que, las redes sociales hoy en día, premian con una mayor visibilidad a las cuentas que más actividad tengan.

En definitiva, tener unas redes sociales abandonadas no solo no aportan nada a tu clínica, sino que también pueden dañar su reputación digital.

Focalizate solo en las plataformas en las que se encuentren tus pacientes

No es necesario que tu clínica tenga una cuenta en cada una de las redes sociales que existen en la actualidad, con estar presente en las 2 o 3 principales plataformas en las que se encuentren tus pacientes es suficiente.

De nada te sirve estar presente en 10 redes sociales a la vez si no les vas a poder prestar la atención y el mimo que se merecen. Para poder nutrirlas correctamente de contenido, de forma diaria y poder interactuar con tus pacientes, es necesario que tu clínica se enfoque solamente en las principales redes en las que se encuentre el groso de su público objetivo.

Es importante saber gestionar todos los comentarios que dejen en tus redes

Siempre debemos contestar a todos los comentarios que nos dejen en nuestras redes sociales, ya sean positivos o negativos, sobre todo estos últimos. Una mala gestión de un comentario negativo puede dañar la imagen de nuestra clínica, incluso el no contestarlo.

Es normal que la gente pueda dejarnos de vez en cuando un comentario negativo en el que exprese su insatisfacción con el servicio que se les ha ofrecido. Lo correcto y lo profesional en estos casos es responder de forma muy profesional a este comentario. De esta forma, demuestras a tus pacientes que te interesas por ellos y que, sobre todo, están intentando solucionar el problema para que eso no vuelva a pasar.

Cuida bien cada aspecto de tus publicaciones

Muchas veces, por falta de tiempo, duplicamos contenido o lo cogemos de otras webs en vez de crear un contenido totalmente original. Tú, como clínica, tienes todos los conocimientos necesarios para nutrir con contenido de sobra tus redes sociales, lo único que tienes que hacer es plasmarlo y ordenarlo de forma correcta para poder publicarlo en tus redes.

Tampoco debemos subir imágenes que no estén bien adaptadas al formato de esa red social. Por ejemplo, no podemos subir una imagen a Instagram y que salga cortada, pixelada o que no se entienda bien, eso dañará la imagen de marca de tu clínica y, aunque el contenido sea buenísimo, una imagen siempre vale más que mil palabras.

Tampoco caigas en la rutina de sacar todas las imágenes que publiques de banco de imagen. Dispones de personas que conforman tu clínica, úsalos, a los pacientes les gusta ver quién está detrás de una marca o, en este caso, de tu clínica.

Siempre debes analizar los resultados de tus publicaciones

La clave está en las estadísticas. Si no medimos lo que hacemos, ¿cómo sabremos si lo estamos haciendo bien? Por eso, es importante fijarse en las estadísticas de las redes sociales en las que estés presente de forma mensual o cada 15 días.

Monitorizando tus estadísticas sabrás qué tipo de contenido es más popular entre tus seguidores y cuál genera más engagement o hace que los usuarios interactúen más contigo. De esta forma, afinarás mucho más tu contenido y lograrás crecer en tus redes sociales.

¿No cometes estos errores en tus redes sociales y, aún así, notas que están estancadas? Si necesitas ayuda para saber qué es lo que está sucediendo en tus redes sociales o, simplemente, no sabes por dónde empezar, puedes ponerte en contacto con un especialista en redes sociales de forma gratuita.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *